Tegucigalpa (Honduras) a 19 de diciembre de 2004.

Se acercan las navidades y de nuevo me toca salir del país para recovar mi visado, y en esta ocasión al haber parado la construcción de la casa momentáneamente y a pesar del gasto del coche, creo que por fin terminare con Centroamérica a falta de México por razones meramente administrativas pero que se corregirán en el futuro, no obstante el tiempo que voy a dedicar no me daría lo suficiente como para poder visitar México como debe ser así que quizás lo deje para otra ocasión o simplemente pase de él, ya que si todo sale como espero, este viaje será el mas impresionante de mi vida en cuánto a aventuras, aunque hoy en Tegucigalpa, primer día del mismo, no puedo decir que este ansioso de nuevas experiencias. El destino finar es un lugar del caribe llamado La Ceiba y un archipiélago

semi coralino donde pasare mas tiempo bajo el agua que encima, pero quería conocer por mis propios ojos, la tercera capital centroamericana para que no pueda nunca esperar que me cuenten sin saber de que se habla.
Pues bien. He recorrido caminando TODO el centro de la ciudad plagado de vendedores ambulantes donde se puede comprar todo lo imaginable combinado quien sabe como, con el poco comercio tradicional en tiendas y boutiques caras. Como este tiempo de comercio no me parecía el lógico para una ciudad de mas de un millón de habitantes, he caminado por los boulevard hasta los centros comerciales, aquí llamados Mall, y sin duda hay para todos y para todos los gustos, pero claro, a mi lo de los mall y tiendas tradicionales no me interesa, as que me he centrado en los mercados, en la vida cotidiana,
ahí he comido por unos 2 Euros estupendamente, aunque claro, sin lujos ni nada parecido a lo que hace tan sólo un año yo pudiera imaginar.... pero que en esta parte del mundo es como debe ser. El mercado es mas limpio que el de costa rica, y mas ordenado que los de Nicaragua y sobre todo y por encima del todo el mas grande mercado callejero NUNCA antes visto por mi. Calculo haber estado mas de 4 horas in parar de caminar entre puestos de todo tiempo de cosas, con un gusto en la ropa uperior a mi gusto de todo lo visto anteriormente.
Para dormir, simplemente me deje guiar por un taxista que aborde al llegar a Tegucigalpa ya de noche pidiéndole que quería dormir en el centro de la ciudad y en un lugar barato pero limpio, y tras probar en 3 hoteles que me vieran la cara de extranjeros, encontré una habitación con una cama de 150 cm por unos 5 dólares, con baño compartido fuera de la habitacion y con un personal cumplidor y encantado de ayudar.
Los cajeros automáticos en Honduras están mucho mas extendidos que en Nicaragua así que espero no tener problemas en estos días, aunque aun no he tenido que sacar aquí. Las llamadas telefónicas, como en todo Centroamérica, son CARISIMAS tanto dentro como fuera del país, así que me temo que no llamare a nadie mientras dure este viaje, aunque como serán mucho sitio s por donde pase, me leeréis casi a diario.
Recordar ver las fotos en el apartado superior de fotos, y en este caso, Honduras o si preferís de otros países.
Resumiendo, para el que vaya a viajar. Tegucigalpa es una ciudad sin lógica, muy peligrosa, sin mucho que ver y a fecha de hoy, yo no volvería a gastar un día de mi vida en ella, teniendo otras tantas maravillas en Centroamérica.
Mañana Pronto, salgo hacia La Ceiba y me imagino que dedicare todo el día de viaje, llegare cansado, pero pienso que será una de las experiencias mejores desde que llegue aquí, además al ser zona turística será segura y me relajare algo mas.
Besos y Saludos a todos desde Honduras

No hay comentarios: