San Salvador, EL Salvador. 21 de enero de 2005.

Dos días llevamos en el Salvador y ya hemos recorrido la ciudad completa.
En realidad, las capitales de Honduras, Guatemala y El Salvador son muy
parecidas con el centro lleno de puestos. Y cuando digo lleno, me refiero
a que no cabe un alma y ni siquiera los coches transitan por varias manzanas
alrededor de la plaza o parque central de la ciudad. Eso no significa que
no existan mercados, que si existen, sino que la economía informal o de
calle manda en el país. Y lo impresionante en El Salvador es que se puede
encontrar todo. Absolutamente todo, original, pirata de contrabando, casi
todo nuevo. Es realmente impresionante la primera vez que la ves.
La llegada al país desde Guatemala fue muy cómoda y sencilla, aquí todo
esta muy claro, bien indicado y las orientaciones de la gente siempre han
sido acertadas, además que la frontera esta muy cerca de la capital. Bueno,
todo esta cerca aquí, al ser un país muy pequeño. El problema es que llegamos
ciegos, sin guías ni orientaciones y a pesar de que nos habían dicho que
en la frontera nos facilitarían una guía, se les había terminado y no había
nada de información, así que la única opción era ir directo a la capital
a buscar la información y desde ahí recorrer lo mas destacado.
La moneda a utilizar es el dólar y lo máximo que cambian en el comercio
normal son los billetes de 20 dólares ya que los precios son muy bajo y
los 20 dólares es a veces la caja de un día completo. así que todo se paga
con moneda fraccionaria que es algo complicado sobre todo la principio.
Ya que todo o casi todo son céntimos a pagar.
Al llegar a la capital, junto a la estación de occidente, nos alojamos
por 8 dólares en el Hotel Venezuela sin embargo al despertar al día siguiente
e ir a pagar nuevos días, nos dijeron que aquí los hoteles se pagan por
noche y que si se quiere usar de día, la tarifa es otra. Es una practica
ilegal pero que esta muy extendida, así que montamos la de dios, con policía,
la organización de consumidores y todo lo que pudimos, discutí con el dueño
y hasta con la corporación municipal, pero los 14 dólares se los pagaría
su madre y además lo denuncie. Ese día fue terrible ya que dedique mas
de 3 horas a recorrer el centro de la ciudad con la mochila al hombro con
a recorrer mas de 20 hoteles y hospedajes, encontrándome el mismo panorama
en todos los sitios o con hoteles a precios prohibitivos, pero no solo
eso, sino que en estos hoteles, me encontré travestis y prostitutas trabajando
habitualmente y bajo la fachada de hoteles o hospedajes se esconde prostitucion
y alquiler de habi!
taciones por horas para parejas contra lo que no tengo nada en contra,
pero nunca dejaría mis cosas en un antro de esos. Al final me toca pagar
8 dólares por persona en el Hotel American Guest House. Un hotel ubicado
en pleno centro de la ciudad en una zona privilegiada, en una casa declara
patrimonio nacional y de estilo colonial. Tiene tanto estilo colonial que
hasta el papel pintado de las paredes deben de ser de la época, pero sin
duda fue una gran elección.
Después la visita al ISTU (Instituto de turismo) que fue un fracaso en
cuanto a la recogida de información ya que se dedica a preparar sitios
turísticos para los salvadoreños para pasar el domingo y poco mas, es decir,
para un viajero totalmente carente de interés. Aun así conseguimos mapa
de la ciudad y del país y empezamos el peregrinaje. La ciudad se ve segura
al menos hasta las 21.00 con mucha gente y policía y da gusto caminar por
ella, además que todo lo que hay que ver esta cerca, así que paseito de
pocas horas , fotos de turno y ciudad terminada. Eso fue ayer y hoy soñábamos
con un teleférico que nos llevaría a la cima del volcán que preside la
capital, sin embargo el terremoto del 2001 destruyo parte de la infraestructura
y se encuentra en desuso a pesar de parecer en las guías.
El segundo día, es decir hoy, viajamos hasta otra institución (CORSATUR),
creada hace un año, cuando el gobierno se dio cuenta que también había
gente viviendo fuera y que quizás alguno se le ocurriría venir a visitarlos,
por lo que en realidad nos encontramos con muy buena gente, muy buenas
intenciones pero una palta completa de infraestructura turística con proyección
internacional. Nos comentaron que estaban intentando corregir el problema
de los hoteles con los que nos habíamos encontrado pero que todo era muy
reciente al haber salido de un conflicto armado hace muy poco y no haber
considerado al turismo como una prioridad hasta hace apenas un año.
La ciudad como decía al principio no dice mucho, ya que es similar a las
demás, aunque con mas trafico, mejores coches, mejor organización en buses
urbanos, pero que le queda mucho aun por caminar.
En cuanto a la gastronomía, hay que dividirse entre salado y dulce. En
cuanto a lo dulce, me muero de lo rico que hacen aquí los dulces callejeros,
llamados si mal no recuerdo cajetas Probarlas todas, porque no tienen ni
pinta de desperdicio. Las encontrareis en plena calle y las venden señoras
en canastos llenos de coloridos y azucarados “cosos”. También en las pastelerías,
se ven y se sienten sabores diferentes que a mi paladar me han agradado
mas, aunque para gustos están los colores. En lo saladito, las pupusas,
que son unas tortas de maíz rellenas de todo lo que uno pueda imaginarse,
chorizo (uno que no se parece en nada al español), frijoles, queso, carne….
De todo, es increíble lo simple que es y lo rico que esta, El arroz no
se usa demasiado pero si mas que en Guatemala y el casamiento es como el
gallopinto famoso en todo Centroamérica pero con salchicha y algunas cosas
mas, que por cierto esta riquísimo. Para que se hagan una idea, ayer cene,
Casamiento, con un trozo de Lasaña, ensalada, pan y una cocacola, por un dólar y medio.
Mañana comenzamos con temor a recorrer las zonas que consideramos mas atractivas
sin saber si encontraremos siquiera alojamientos o si estarán dentro de
nuestro presupuesto, que hasta ahora en estos dos días ronda los 17 dólares
por persona y día incluyendo alojamiento, ya que la comida y el transporte
son muy baratos. Intentaremos ver algo de arqueología, pero en esta ocasión
no maya y después buscaremos paraísos de sol y playa, que es fuerte de
este país.
Saludos desde San Salvador a todos.

No hay comentarios: