Cuero y Salado, (La Ceiba) – Honduras, 21 de diciembre de 2004

Hoy es uno de esos días agridulces en los que después de un largo día, llego cansado y seguro que haber visto algo importante aunque con mas percances que disfrutes.
La visita ha consistido a la Fundación Cuero y Salado, que es un refugio de vida silvestre, donde entre otras cosas se cuidan animalitos como Mantis (en via de extinción), cocodrilos y caimanes, Boas, y un montón de pajaritos, mariposas y serpientes que no recuerdo el nombre. Esta gestionada por una ONG, y fue la decisión entre algunos parques naturales más que nada porque parecía el mas extenso y cuidado además de que tengo en vistas otra excursión a un parque natural con diversión incluida (pero eso será en otro mail)
EL lugar esta totalmente apartado de la civilización unido tan solo por un destartalado vagón de carga de la antigua Estándar Fruit Company que se instalo hace años en Centroamérica que se desplaza por unos raíles viejos, torcidos y desvencijados hundidos un las zonas pantanosas en muchas ocasiones que sin duda, harán callarse de puro miedo a los que mas hablen.

Este fue el primer problema, ya que a los nacionales los cobran unos 60 ctm de euros, pero a los extranjeros querían cobrarme 20 dólares, así que tras montar una trifulca vergonzosa en la que casi llamo a la policía, no solo no pagué los dólares, sino que fui gratis… el problema es que tenia que volver por el mismo sitio… Era el único.
La entrada al refugio es de 10 dólares y con ellos tienes derecho a ver el desove de tortugas de mar en los meses primaverales de España y pasear por lugares simplemente intransitables, así que se hace necesario un guía, por 6 dólares mas, y un bote para recorrer las zonas pantanosas que oscila entre los 12 y los 24 dólares, si bien vale la pena lo de los 24 porque se va a una zona donde ver manatíes es como ver una nube o una mariposa,
están por todas partes y es realmente precioso. Resumiendo, al final, no vi tortugas porque no era época, pero vi manatíes, tortugas de río, monos aulladores, mariposas varias y un montón de pajaritos, pájaros y pajarracos.

Todo duro varias horas y llegue cansado y soleado como hacia mucho que no estaba.
A la vuelta el tren venia a rebosar de trabajadores de la zona y en varios lugares estuvo a punto de volcar o salir se de la via, pero de una forma o de otra llegue al final, pagando como hondureño y sin mayores problemas.
Veo esta zona como algo que en el futuro tendrá mucho futuro, puesto que ya esta iniciado un gran proyecto, pero hoy en día me parece demasiado dinero para lo que ofrece teniendo en cuenta otros lugares de Centroamérica.
Eso si, ha sido mi primer Manatí en vivo y en directo y eso no tiene precio.

El acceso es extremadamente peligroso, a la vez de pintoresco y el paseo en barco, aburrido en su gran mayoría, pero claro, si quieres ver bichos, vete a un zoo.
Estamos cerca de las navidades y estoy algo melancólico tan lejos, pero pienso daros envidia en los próximos días, ya que haré Snorkel, escalada, Rafting, submarinismo por el mejor arrecife de coral del mundo y un montón de cosas… estaré lejos de la familia y amigos, pero voy a vengarme.
Por cierto si quereis ver su pagina web, la tienen a fecha de hoy en
http://www.geocities.com/fucsahn/
Y por supuesto, no dejeis de ver las fotos.

No hay comentarios: