9 de junio de 2005, Ciudad de México D.F.

No sé por donde empezar para explicar todo esto. En primer lugar tanto tiempo en Centro América ha distorsionado mi forma de ver las ciudades, sus estructuras e incluso se me había olvidado momentáneamente lo que es una ciudad grande, así que para haceros una idea de lo que hablo, aquí van unos pequeños datos.

La ciudad más grande del mundo con casi 30.000 millones de habitantes, lo que supone 2/3 de la población total de España e infinitamente mas que toda la población de Centroamérica, el cementerio más grande del mundo, la 3ª ciudad mas contaminada del mundo, 7.5 ratas por habitante, aunque yo no he visto aun ninguna. Yacimientos Aztecas por doquier en el centro de la ciudad, mas de 1500 monumentos, 120 museos destacables, una red de metro que aunque con pocas líneas es gigantesca. Por cierto los trenes del metro tienen las ruedas de goma, similares a las de los coches, como en el metro de Paris. Hay trolebuses casi por todas partes... Y un montón de gente caminando en coches, en buses, en todo... pero de donde sale tanta gente????.

En fin... Impresionante.

Como os habréis dado cuenta, no he hablado de Mayas ya, sino de Aztecas, y es que la zona maya ya quedo como a 1000 km al sur y aquí la predominante es la azteca y mañana iré a visitar el mayor centro azteca del mundo: Teotihuacan.

Hoy ya he visitado el centro de la ciudad por mas de 7 horas y tengo los pies que ni los siento. En principio me salí del metro en la estación de Zócalo y os prometo que al asomar la cabeza lo primero que hice fue gritar “coño”. La imagen sencillamente fue impresionante al ver la catedral, la espléndida bandera de dimensiones nunca antes vistas en el centro de la plaza, el palacio presidencial... y todo eso a ras del suelo aun sin haber salido del todo a la superficie.

La visita a la catedral... pues una más.. impresionante como todas, lo curioso es que a causa del sistema constructivo precario de hace 5 siglos y a que aquí antes había un pantano, la catedral se esta inclinando hacia un lado y aunque ya han empezado a remodelar la estructura, las lámparas altísimas que cuelgan del techo se ven inclinadas y hay un nivel similar a los que usan los albañiles pero muchísimos mas grande que muestra la inclinación con el paso de los años. En realidad no se si por sugestión o por la inclinación real de los edificios coloniales e históricos, a mí me pareció que en el centro hay muchos que están inclinados... ya veremos dentro de algunos años que pasa.

Mas cosas, todo lo realmente visitable esta muy cerca y se puede ver en cuestión de dos horas a buen paso, merece la pena destacar la grandiosidad del palacio de bellas artes, con su cúpula multicolor justo enfrente de la Torre Latinoamericana, un rascacielos inmenso cuyos cimientos son ruedas sobre raíles recubiertos de topes de caucho para soportar los vaivenes de los terremotos y temblores.

En las calles venden de todo... pero de todo, de todo, incluso si te despistas un poco podrían venderte a ti tamben sin darte cuenta. Algo que me ha llamado la atención ha sido tras la catedral cuando un muchacho que venia corriendo ha sido aplacado por unos vendedores y le han repartido tal somanta de palos en el cuerpo que ha salido el pobre bastante averiado. Resulto haber sido un ladronzuelo que había robado a algún turista y los mismos vendedores le estaban ajusticiando, algo muy común al parecer en la zona que asienta una vez mas la necesidad de paz y armonía que tiene en este país.

De esta zona céntrica, otra vez al metro y salida en Chapultepec para intentar ver museos y el bosque con el mismo nombre, sin embargo por remodelación únicamente visité el Castillo y el museo nacional de antropología. Ambos impresionantes y muy completos.

Para mí el día se ha terminado culturalmente hablando y para la inmensa cantidad de gente que me pregunta como están las mexicanas, pues buenísimas caramba, como van a estar... aquí en la capital aun mejores, pero por todos los sitios por donde he pasado he visto mujeres hermosas. O será que a mí me gustan todas????

No hay comentarios: