22 de diciembre de 2005, Quito y la ciudad de la Mitad del Mundo (Ecuador)

Primera ciudad del hemisferio sur tras pasar la línea del ecuador hace solo 25 kilómetros, capital del país y declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad. Esto es a grandes rasgos la ciudad de Ecuador, sin embargo una vez que se esta en la ciudad es mucho mas de lo esperado.

Quito fue fundada por los conquistadores españoles sobre las ruinas de la ciudad precolombina que fue arrasada e incendiada por su emperador Inca antes de permitir su entrada a los españoles, por tanto su casco antiguo de estilo colonial, mezcla armoniosamente los estilos neoclásicos, barrocos y el arte mudéjar que se deja entrever profundamente al mirar la ciudad desde las alturas.

La ciudad tiene más o menos 1,5 millones de habitantes y se encuentra a más de 2.800 mts de altura por lo que a pesar de ser el ecuador del planeta el frío es realmente considerable necesitando día y noche una buena dosis de ropa de abrigo.

La división tanto para las visitas como para los hospedajes se divide en la zona histórica y la llamada zona nueva en el norte de la ciudad en los alrededores de la Avda. del Río Amazonas. La primera es altamente insegura desde el atardecer y la segunda (zona nueva) es algo mas segura, aunque los atracos a mano armada e incluso los asesinatos de turistas para robarlos sigue siendo algo relativamente habitual, aunque siempre a partir de las 00.00 horas en que desaparece la vigilancia de la policía.

Nosotros sabíamos de esta inseguridad y también de la de la terminal de autobuses de la ciudad así que cuando llegábamos de Otavalo (2.5 horas por 2 US$) le pedimos al conductor que nos dejara antes de llegar y nos dirigimos directamente a la zona nueva en taxi.

Una vez aquí y mientras uno de nosotros buscaba alojamiento, y el otro cuidaba del equipaje, un peruano buscavidas intento llevárselo y cuando se vio sorprendido en el intento trato de hacerse el simpático recomendándonos incluso los hoteles. Independientemente de ese incidente la búsqueda fue bastante complicada, ayudándonos el haber llegado con tiempo de sobra, ya que la mayoría de los hoteles de esta zona cobran precios mucho mas altos de lo esperado, casi siempre por encima de los 20 o 25 US$ y tuvimos que buscar bastante. Los hoteles recomendados en las guías para mochileros estaban llenos o el personal era realmente antipático e irrespetuoso y los baratos nos advertían del peligro inminente en cuanto anochecía a pesar de la vigilancia, llegando a decirnos que en cuanto saliéramos de la zona vigilada aunque solo fuera para caminar una calle hasta el hotel, que subiéramos a un taxi. Así que al final y después de dar un montón de vueltas y de caminar toda la zona conseguimos la ayuda del dueño de un hotel que nos recomendó otro hotel de su propiedad en la zona segura a precio increíble. Y con televisión y baño privado. Los datos: Hostal Calama, en C/ Calama 244 por 10 US$ por día. Para lavar la ropa, justo al lado por 0,90 US$ el kilo.

Mas datos útiles son que los buses cuestan entre 0,15 y 0,25 US$ el pasaje y una carrera de taxi (nunca ponen el taxímetro los muy sinvergüenzas) ronda los 2 US$ o 3 US$. Otro medio de transporte que no hemos usado es el trolebús, similar al transmilenio de Bogota que consiste en buses articulados que circulan por vías semiprivadas, aunque dejan muchas zonas de la ciudad sin cubrir.

En cuanto a las visitas, volvemos a las zonas antes mencionadas, en la zona nueva esta la Avda. del Río Amazonas que es una de las principales arterias de la ciudad, con tiendas y restaurantes para todos los gustos. Siguiendo por esta avenida están los parques de la alameda y del ejido... Ambos realmente bonitos, así como el observatorio astronómico. Si se camina un poco mas hacia el centro encontramos el Palacio Legislativo que en nuestra visita se encontraba en obras antes de llegar a la impresionante plaza de la Basílica. Impresionante iglesia en una pequeña loma de gran belleza, aunque me asusto por lo que a partir de ese momento seria la tónica general. Lo primero es que para visitar la mayoría de los templos hay que pagar entrada y si se va en horario de misas tienen la poca vergüenza de decirte que "directo al asiento, que usted viene a oír misa no a ver el templo" y en segundo lugar porque los bajos de varios templos son alquilados a vendedores de las mas variadas mercaderías (incluyendo películas porno pirateadas). Vamos que han convertido la religión en un fantástico negocio como dice su Biblia refiriéndose a los mercaderes del templo. Puro ejemplo el suyo.

A partir de aquí las plazas y templos, con sus edificios coloniales, palacios y palacetes no dejan de continuarse durante todo el tiempo que el caminante quiera dedicar.

Desde cualquier punto de la ciudad se divisa el cerro que preside la ciudad llamado El Panecillo y aunque se ve cerquita, para llegar nos toco subir primero a un bus y luego a un taxi, ya que el bus directo solo sube los fines de semana. Una vez arriba, tenemos tiendas de artesanías, un restaurante, la policía y el gigantesco monumento de la virgen de Quito que al ser hueca por dentro permite su visita subiendo varios escalones para ver una vista igual a la que se ve desde fuera solo que al pagar engrosamos la bolsa de la iglesia que en Quito debe tener uno de sus mejores sucursales.

Hay una nueva atracción abierta hace muy poco tiempo que no aparece aun en las guías y es "Teleférico". Este no es un simple teleférico, sino que por un lado agrupa todo un parque de atracciones o de aventuras y por otro porque el teleférico es realmente alto y largo, llegando a los 4.100 mts de altura con lo que además de una vistas de la ciudad de Quito realmente atemorizantes, la altura es tan considerable que el mal de altura provocado por la falta de oxigeno hace que el mas mínimo paseo en la parte alta se convierta en toda una hazaña ya que el agotamiento es significativo. Para colmo de males en la subida y llegando a los dos últimos tramos que son los que mas altura al suelo se tiene (unos 3.800 mts) acompañados de la máxima inclinación del recorrido la luz se fue a causa de un rayo lo que nos dejo ahí colgando varios minutos balanceándonos en el vacío con un viento del demonio. Toda una aventura por unos elevados 4 US$. Para llegar se puede subir en taxi o en alguno de los buses que pasan cada hora por la parte nueva de la ciudad que ponen "Directo Teleférico" y que cuestan otro Dólar US$ más. Hacerlo como queráis pero no intentéis llegar caminando porque esta lejísimos y cuesta arriba, y por experiencia propia aseguro que es durísimo. Recordar que quito esta a 2.400 mts de altura y ya se nota la disminución de oxigeno y por tanto el aumento de fatiga.

Unos 25 kilómetros al norte de Quito se encuentra la llamada Ciudad de la Mitad del Mundo (www.mitaddelmundo.com), o lugar donde se encuentra el monumento a la línea ecuatorial, siendo el típico lugar donde uno se hace la foto típica con un pie en el hemisferio norte y el otro en el hemisferio sur, sin embargo no es solo esto lo aprendido aquí así que me voy a extender un poco haciendo vuestros estos conocimientos.

Ecuador no es el único país que es cruzado por la línea ecuatorial, y sin ir mas lejos en este mismo continente esta línea imaginaria atraviesa también Colombia y Brasil, así como varios en África y en Indonesia, sin embargo hay algo que hace especial a Ecuador y que lo convierte en el único país en el que desde tiempos inmemoriales, anterior incluso a los Incas, se ha permitido el estudio de las fases solares, sus movimientos a lo largo de las diferentes estaciones, equinoccios y demás movimientos astrológicos y es que en Ecuador se encuentran los Andes y con ellos la única zona del mundo cruzada por el la línea ecuatorial que posee puntos fijos a lo largo de los años que permiten la medición y estudio de estos fenómenos.

Este sencillo hecho permitió por primera vez en la historia a los astrólogos franceses la determinación exacta de esta línea imaginaria y la aparición del sistema métrico decimal... pero en realidad no fueron los primeros... Tras estos estudios y la elevación del monumento que hoy he tenido el honor de visitar pasaron muchas cosas en la historia. La primera fue la invención del ala delta que permitió a un aficionado localizar una edificación prehistórica en lo alto de una loma frente al monumento visitado y la segunda fue la invención y popularización del sistema de posicionamiento global GPS que permitió de forma ineludible mostrar un ligero error de solo 300 mts al sur de la línea exacta de la verdadera línea ecuatorial y que curiosamente pasa exactamente por la edificación prehistórica situada en lo alto de la loma. Un estudio posterior ha demostrado que desde este punto y utilizando como referencia montes, volcanes y montañas se tienen las referencias exactas de todos los cálculos necesarios para la previsión de estaciones y fenómenos metereológicos típicos de cada época.

También utilizando esta línea se demuestra que la mayoría de los templos católicos de la capital Quito, que fueron edificados sobre las ruinas de los Incas y Preincaicos de la ciudad, pasan exactamente por esta línea. Es por tanto un hecho que desde mucho antes de la llegada de los Incas ya era habitual el estudio astrológico y su culto al sol.

Todos estos conocimientos y algunos más me han dejado absorto pensando en las viejas culturas y en las invasiones de unas sobre otras a lo largo de los siglos valiéndose de los conocimientos adquiridos aquí. Y se lo debo casi todo al proyecto de investigación científica QUISATO (cristocobo@hotmail.com) en el museo de cultura solar en el recinto del monumento.

Ya volviendo a la visita comentar los contenidos y precios.

Para llegar lo más rápido y económico es coger el metrobus hasta la estación de Cotocollado y desde ahí el enlace hasta el monumento que en total nos costara 0,80 US$ en cada trayecto. La entrada al monumento cuesta 1,50 US$ y da derecho a visitar el museo de cultura solar y los pabellones de España, y Francia. Para entrar el monumento propiamente dicho hay que pagar 3 US$ más y con ello se sube a lo alto del mirador de 30 mts y se visita una especie de museo etnográfico. además esta el planetario que cuesta otro 1,50 US$ y un montón de tiendas de artesanía y restaurantes.

Desde mi punto de vista la entrada si que merece la pena pagarla sin embargo el contenido fuera de lugar e inconsistente del Monumento que además es el doble de la entrada es literalmente tirar el dinero. Al ver la poca calidad del lugar hasta ese momento hizo que ni siquiera me planteara entrar al planetario. Y en cuanto a los restaurantes y tiendas, el precio y calidad es el normal.

Sin duda, desde el punto de vista emotivo esta visita y sus conocimientos así como el crucé del Puente de las Américas en Panamá que divide América del Norte y América del Sur, son dos de los hitos mas importantes de este viaje. Desde el punto de vista cultural esta visita ha ampliado mis conocimientos y horizontes hasta puntos inimaginables.

Esto es todo desde Quito... Ahora llega la hora de volver a la selva e introducirme a los secretos de las tribus amazónicas donde pasare las Navidades. Deseo que paséis unas fiestas rodeados de los más importantes para vosotros y que todas esas metas que se visualizan en estas fechas, comiencen con buen pie.

Saludos a todos.

No hay comentarios: