20 de Octubre de 2003, San José de Costa Rica



Ya ha pasado otra semana mas... comienza la tercera semana completa aunque ya son algunos días mas aquí y a pesar de haber estado fuera casi una semana completa me he empleado a fondo en conocer esta ciudad, visitar todo lo que he podido y ya puedo hablar de lugares concretos, así que vamos allá.
Antes de nada comentaros que al menos para mi el hecho de relacionarme con Ticos y sentirme cómodoúnicamente como "Santi", ha sido prácticamente imposible y aquí siempre tienes la etiqueta de "Español" lo cual independientemente de las ventajas o inconvenientes que conlleva es muy incomodo, no obstante supongo que también a eso habrá que acostumbrarse.
En primer lugar voy a hablar sobre la ciudad y su gente, los bares y restaurantes, museos y lugares culturales y por ultimo de la noche en San José.
La ciudad es muy extensa en cuanto a territorio ocupado con barrios relativamente bien definidos y comunicada por una carretera de circunvalación de varios carriles con incomodas rotondas, las calles suelen ser amplias y llenas de atascos, autobuses humeantes y claxon se varios sonidos demasiado activos, pero las aceras de peatones rebosan vida y actividad. No es difícil encontrar en la misma acera carros de fruta, y de todo lo vendible, y en cuanto empieza la lluvia aparecen como setas, los vendedores de paraguas a 1 Euros los portátiles y a 2 los grandes. La seguridad es similar a cualquier gran ciudad donde los hurtos son habituales y según las noticias, algunos asaltos a mano armada si bien aun no he visto nada preocupante con mis ojos. Las tiendas están en su mayoría abarrotadas y siempre hay alguien en el escaparate que te invita a pasar cuando te acercas. Los músicos de la calle de muy buena calidad deleitan los oídos de los viandantes y sin duda es todo un placer comerse un cono de helado del Mc Donals con cobertura de chocolate por fuera por unos 30 céntimos de Euro escuchando los músicos que se colocan en la plaza de la Avda. Central. también son dignas de admiración las tiendas de marcos para cuadros donde a falta de mejores lugares se exponen autenticas obras de arte que hacen caer la baba a cualquiera que no tenga
prisa para poder apreciarlo.
Hasta el día de hoy, he comido o cenado en prácticamente todos los tipos de restaurantes que he visto y una vez probada la novedad de los casados típicos con arroz, frijoles, algo de ensalada y acompañados al gusto por ternera, cerdo, pollo o pescado, he vuelto a la variedad y como... o mejor dicho trato de comer de todo, porque el sabor del aguacate me resulta desagradable y aquí se usa para casi todo, al igual que el picante, que sin ser como en México a veces me hace llorar. Una buena muestra de la cantidad de comidas que existen es el Planet Mall en San Pedro y el frente, donde quizás por cercanía me he movido mucho. El coste por comidas ronda desde las 3 Euros los casados típicos hasta los 10 Euros en restaurante como dios manda... Pero seguro que los hay de mas precio... aunque aun no he coincidido yo. Hago notar que ponerse hasta las orejas de Langosta también esta dentro de ese rango de precios. Me han llamado la atención los Pizza Hut, que no son como allí sino que podrían semejarse mas a los restaurantes Ginnos, donde degustar un buen y sabroso plato de pasta se hace imprescindible.
La gran desilusión hace referencia a las actividades culturales, en cuanto a su calidad, su bajo numero y su alto precio. Para muestra el Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Costa Rica en el interior del ministerio de Cultura. La exposición permanente de obras se compone de una docena de obras a la que se acompaña de variantes exposiciones temporales, expuesto en pareces desconchadas con un alto índice de humedad, sin control de temperatura. Este museo tarde en verlo 13 minutos deteniéndome en todas las obras. también es cierto que no todo es así, y el museo del Jade y el Nacional tienen mas cantidad y calidad.

La obra de teatro expuesta en la Avda Central, comedia titulada "Hagamos el Humor" sin duda es un dechado de ingenio rodeada de falta de medios, aunque el precio de 4 Euros me pareció adecuado para el resto de precios de las cosas. Lo que no me parece normal es que para poder ver a Ana Torroja haya que desembolsar entre 20 Euros y 60 Euros, sobre todo teniendo en cuenta que para ver a Mana (concierto mas caro al que he asistido) pague 26 Euros.

En cuanto a la noche... La verdad es que estoy algo impresionado por la noche de la que ahora me despierto y por el fin de semana completo, no obstante intentare ser coherente y objetivo.

Este fin de semana ha sido extraño y diferente en cuanto a la forma de salir y sin duda lo esfuerzos por conocer gente ya van dando sus frutos y ya incluso voy saludando gente en los sitios que visito. aquí la fiesta nocturna esta localizada en concentraciones de bares de forma similar a como nosotros conocemos por lo que el hecho de variar de bar es algo sencillo si bien los horarios no tienen nada que ver con los Españoles, ya que aquí a las 19'00 ya hay gente de fiesta y a las 4 de la madrugada apenas queda gente.

Quizás la mejor zona para comenzar la fiesta un viernes o sábado sea la "Calle de la Amargura" de San Pedro, entre El Banco de catai y el Popular donde en varios lugares se venden "Picheles" que son unas grandes jarras de cerveza de unos dos litros por 3 Euros que sirven con hielo en los vasos y donde el ambiente es sano y muy divertido, concretamente en uno llamado Pueblo Viejo me junte con un grupo de Ticos de chicos
y chicas con los que pase el resto de la noche. aquí cierran pronto y es el momento de marcharse al siguiente lugar llamado "El Pueblo" del que ya he hablado antes y siento no poder dar el nombre de los bares donde estuve porque realmente son con diferencia los mejores... Solo se que están al final del todo junto a unos de los WC y pagando la entrada de 4 Euros en uno de ellos, puedes entrar en los dos. aquí en El pueblo también hay restaurantes de varias clases, formas y colores para todos los bolsillos, concretamente el
viernes comí en uno de muy buena pinta por aproximadamente 7 Euros. Ayer domingo tras una grata coincidencia en la Avda. Central fui a dar una vuelta a tomar una cerveza por el centro en algún sitio, pero tras recorrer un montón de bares a pie de calle con no muy buena pinta y pero gente en su interior, dimos de casualidad en... no se muy bien como definirlo. Es una especie de sala de fiesta que cobran 2 Euros sin consumición donde se baila Salsa, Merengue, Cumbia, Swing y además tiene Karaoke. Se llama Salsa 54 y esta en la Calle 3 entre las Avda. 1 y 3 y para entrar hay que subir por unas escaleras... Es como una sala de fiestas de las que conocemos, solo que aquí tienen otro nombre. Sin duda un sitio fantástico donde no deje de cantar y de bailar, conocí a innumerables personas y me fue realmente difícil irme a dormir solo... también conocí a un curiosa persona, catalán con 10 meses en Costa Rica, con unos 45-50 años quien acompañado de una especie de Guardaespaldas Nicaragüense disfrutaba enormemente de la velada. Hoy iré a su empresa a conocerlo ya que con las merecidas precauciones pienso que puede enriquecer ni estancia.
Este lugar es un claro ejemplo de lo complicado que puede resultar aquí ser español y pasar desapercibido, es como una especie de Zoo, donde el animal a visitar eres tu. Pero no es que sea ESTE lugar el problema, es quizás donde mas se me ha dejado sentir ese incomodo diferenciamiento quizás por que la proximidad del baile me dejaba desprotegido del grupo.
En fin... Por ahora ya poco mas puedo contar, aunque es probable que en esta semana decida cambios de lugar y planteamientos ya que siento que ya he sacado lo mejor de San José y que ya es complicado sacar algo bueno mas.
Un saludo y ser felices

No hay comentarios: