15 de junio de 2005, Ruinas Mayas de Palenque (México)

Pues están eras las ultimas Ruinas que me quedaban por ver para recorrer completa la ruta de la cultura Maya, tolteca y Azteca de Meso América y la verdad es que no es para tanto después de visto lo visto.

Palenque (pueblo) se encuentra a unas 5 horas desde San Cristóbal de las Casas dentro de la selva, siendo algunas partes de este recorrido atemorizante en bus y a la vez una delicia para la vista. De hecho la carretera atraviesa la selva y esta no da lugar a concesiones tratando de nuevo de envolverlo todo, por lo que la vegetación os impedirá ver el sol durante muchos kilómetros.

El pueblo propiamente dicho no tiene nada digno de mención, unos 70.000 habitantes y muchos hoteles. Yo dormí en el Hostal San Miguel por 8 dólares, que si bien no fue seguramente la mejor elección, estaba tan cansado y todo me daba lo mismo, así que acepte sin más.

La visita las ruinas fue a primera hora de la mañana ya que a la hora de abrir, las 08.00 además de ruinas, aun encontrare a la mayoría de los animales despiertos como así fue.

Solo una nota para los que por primera vez van a la selva. Primero ojo con esas ramitas que pasan justo encima de vuestras cabezas, hay muchas posibilidades de que sean víboras o cascabeles y os aseguro que no es un buen momento cuando te encuentras frente a frente con una de ellas. Otra nota es que aunque apenas os dé el sol, el grado de humedad del ambiente es próximo al 100% y la sudoración es mucho más abundante de lo que podáis imaginar por lo que contar aproximadamente con un litro por cada hora y media que estéis en la selva para evitar deshidrataciones. Esto de pasear cuando los animalitos están aun despiertos (amanecer y atardecer) es muy bonito porque veréis monos y algunos bichejos muy chulos, tanto en mamíferos como en aves, pero debéis de tener presente que hay otros animalitos no tan agradables, y por ejemplo las arañas trabajan de noche y al ser los primeros en pasar por caminos comprobareis que sus telas de araña son tan asquerosas y pegajosas como en las películas de terror, que las hormiguitas os comerían vivos en menos de 3 horas, así que cuidado donde os apoyáis y donde os sentáis o tumbáis porque aquí todo es salvaje y los humanos somos unos intrusos inadaptados.

En cuanto a las ruinas, pues no mucho que ver. Menos de dos horas de visita incluyendo la entrada al interior de algunas pirámides (mi primera vez).

Ahora que ya he recorrido las más importante ruinas, y museos antropológicos de la zona, podría describir las ruinas de la siguiente manera.

Las más artísticas las Mayas de Copan en Honduras, las mas impactantes y majestuosas las Mayas de Tikal en Guatemala, las más bonitas por su ubicación las Mayas de Tulum en México, y las más impresionantes por su tamaño y altura, las aztecas de Teotihuacan.

Como veréis, las de Palenque no entran en ninguno de los aspectos que más me han gustado, sin embargo el entorno selvático si que permite que la visita sea merecedora de un aplauso. Por cierto, no dejéis de visitar el museo de las ruinas porque tienen un montón de piezas originales y refuerzan el descubrimiento de la parte bélica del pueblo maya tan discutido durante años.

Tampoco dejéis de subir a todos los edificios y templos del lugar ya que se encuentran muy bien conservados en su mayoría y aun se pueden encontrar estucos originales, piedras talladas e incluso me he llegado a encontrar restos de vasijas y utensilios por el suelo.

Disfrutar del viaje, porque para mí ya se termino México. Ahora me toca desandar lo andado por Centroamérica para volver a Nicaragua. Pero eso ya será otra historia.

Saludos a todos desde Palenque.

No hay comentarios: