13 de diciembre de 2005, Popayán (Colombia)

Ya me encuentro en los últimos kilómetros antes de dejar Colombia y ya es más importante para mí la emoción de mi próxima entrada a Ecuador que las últimas visitas que me quedan, sin embargo mencionar Popayán es justo por su belleza escénica y su clima agradable.

Me encuentro en la capital del departamento del Cauca y a mas de 1.400 kilómetros al sur desde que aterrice, rodeado por las imponentes montanas andinas en una ciudad similar por belleza a Mompox solo que mejor cuidada, con mas vida y mas fácil de llegar, siendo por tanto mas recomendable que la anterior. De hecho por su arquitectura Neoclásica Colonial es declarada como Monumento Nacional. Y ello no es para menos porque aun mantiene su encanto en cada una de sus calles, sus casas blancas que le dan el sobrenombre de "La Ciudad Blanca"...

Popayán fue fundada a partir de un viejo caserío rodeado de cabañas indias de donde viene su nombre que en indígena significa algo así como "paja a ambos lados" aunque tras el auge de la misma debido al comercio se convirtió en capital de la Gran Colombia antes de su desmembración en los países de Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia y la actual Colombia, y claro, donde hay dinero hay religión, siendo una de las ciudades con mas iglesias por numero de casas que he visto, estando en ellas precisamente su principal atractivo turístico cultural, aunque no son tan vistosas como las de Medellín o Bogota en su interior. Y hablando de interiores, la mayoría de la ciudad tuvo que ser reconstruida o arreglada después de un terrible terremoto en 1983, aunque gracias a la pujanza de la economía local y algunos carteles de la Agencia de Cooperación Española hoy solo queda el amargo recuerdo de aquella catástrofe.

En cuanto a la visita, podría nombrar todos y cada uno de los edificios, pero simplemente pasear al atardecer por el centro de la ciudad hará que las imágenes te guíen en la visita, las iglesias, la torre del reloj, el panteón de los próceres, el Puente del humilladero y su hermano pequeño llamado Puente Chiquitito te harán desear un descanso a la sombra en la fresca plaza del Parque Caldas (que no de Simón Bolívar!!!!???)

Por cierto, a diferencia de la mayoría de las ciudades del país, la información turística es fácil de encontrar y abundante con lo que el visitante se dedica desde el principio de hacer lo que debe hacer... disfrutar...

En cuanto a los datos útiles comentar que llegar aquí desde Cali nos costo 4.5 US$ y tardamos unas dos horas y media en una buseta que paraba en cada esquina, cruce y lugar que se le ocurría, pero para nuestra desgracia estas busetas salen cada hora de Cali y se encargan de llevar y traer a los vecinos de la zona, no habiendo transporte fluido directo... aunque no nos pareció demasiado tiempo.

El hotel elegido y luchado fue el Hotel Pakande (Carrera 6, num 7-75. telf. 8240812) donde conseguimos un precio de 11 US$ tras conseguir una rebaja de algo mas de 4 US$, y es que en el centro de la ciudad los hoteles son muy caros en comparación con otros lugares y si se quiere algo bueno, bonito y barato hay que irse al otro lado del puente del humilladero que esta algo mas lejos pero aun así bien situado. Sea como fuere, este hotel que conseguimos estaba en el centro, está estupendamente y debo decir a su favor, que hacia meses que no dormía tan bien como aquí... Y hablando de cosas "épicas"... He comido el mejor pastel de arequipe y el mejor flan (aquí le llaman flan chino, pero es igual a los flanes de huevo que hace mi madre) desde hace también mucho tiempo en un lugar que encontré por casualidad llamado "La Fontana" (Calle 6 num 7-78). Aquí hago una comparación que me parece incomprensible y es que una comida que consta de una sopa o consomé acompañado de un jugoso segundo plato con carne o pescado y el refresco aquí cuesta 1,6 US$ y un pastel o flan cuesta 1,2 US$. Por lo tanto un postre cuesta lo mismo que una comida completa.... No lo comprendo... lo siento pero por muchas vueltas que le doy no le encuentro ninguna explicación coherente.

Y hablando de cosas curiosas de la actualidad del país, recuerdo haber visto un señor español de la huerta andaluza de unos 75 años que salio por la televisión nacional diciendo que había venido a Colombia a buscar esposa de unos 20 o 30 años porque no conseguía encontrar en España ninguna mujer que le agradara y que además le diera hijos.... así que por eso y para no perder tiempo había pedido salir en televisión para acelerar el proceso... (que alguien me explique que pasa en el mundo, porque en algún momento yo me he perdido algo)

Pues nada más por ahora... sigo mi camino sin prisa pero sin pausa hacia la peligrosa frontera entre Colombia y Ecuador, acercándome también lenta pero inexorablemente hacia unas nuevas fechas navideñas lejos de lo que una vez fue mi hogar... y ya será la tercera navidad así... Solo me queda el consuelo de que de una forma o de otra, esta larga experiencia me esta cambiando la vida y que a buen seguro valdrá la pena.

Y parece que la cosa es genética porque en estos días mi hija me contaba que se va con sus compañeros de clase a los pirineos a esquiar y mi hermana me ha escrito desde los glaciares argentinos contándome el frío que anda pasando.... Espérame que ya voy para allá!!!!!!!!

Saludos a todos y ser felices...

No hay comentarios: