12 de noviembre de 2005, Mompox (Colombia)

Mientras las noticias nacionales hablan de varios muertos en enfrentamientos entre la guerrilla colombiana y el ejército a pocos kilómetros de aquí visitamos Mompox. Ciudad colonial aislada de todo durante cientos de años permitiendo gracias a ello que un paseo por sus calles haga retroceder al caminante a los tiempos coloniales cuando esta era una de las principales ciudades de la zona por su estratégica situación a orillas del Río Magdalena pero en el interior del continente y lejos de los ataques piratas. Con posterioridad el antojizo río decidió extender sus brazos y cambio su curso principal consiguiendo dos cosas. En primer lugar al perder parte de su caudal, dejaron de pasar las mercancías por la ciudad y por tanto comenzó el declive monetario y comercial llevando a su casi abandono y por otra parte el nuevo curso principal del río rodeo la ciudad y tierras aledañas creando una inmensa isla rodeada por el Río que en uno de sus laterales tiene una anchura de varios kilómetros.

Se que cuando hablo de varios kilómetros de anchura de caudal en un río parece una exageración y algo imposible, sobre todo para los que estamos acostumbrados a los ríos Españoles como el Tajo, Duero o Pisuerga, Ebro, etc... que nos parecen tan anchos, sin embargo y a pesar de lo imposible del planteamiento, aquí son así de anchos. Son así de anchos y además tienen una corriente rapidísima, por lo que la cantidad de millones de litros de agua por hora que tiene que desalojar debe ser algo inimaginable.

Bueno, y que hago aquí... Pues es que esta dichosa ciudad es Patrimonio de la Humanidad por su bien conservado estilo colonial gracias precisamente al aislamiento antes mencionado que ha permitido que hoy sea igual que hace varios siglos, sin embargo el parecido con Cartagena es nulo. Mientras que la anterior era una ciudad militar esta era comercial y me ha dado la impresión de estar caminando por alguna calle de la mayoría de las ciudades Nicaragüenses. Mismo estilo, mismas calles, tejados de teja, ventanas y rejas, incluso hasta la iluminación moderna es similar. Esto precisamente ha sido lo que le ha quitado encanto para nosotros ya que no nos ha aportado nada nuevo.

Aparte de las casas y calles, como en cualquier lugar por donde fluye el dinero aparece la religión y aquí como había mucho dinero procedente del comercio llegaron religiosos de todas las clases, especies y congregaciones llegando a haber 10 iglesias. La estructura de la ciudad es similar a muchos pueblos costeros que son largos y estrechos y por ello, aquí son en realidad tres o cuatro calles muy largas y todas paralelas al río.

Obviamente todo este aislamiento tan dichoso y que ha permitido esta hermosa ciudad lógicamente tiene que tener algo negativo y esto es que no hay ninguna forma de llegar por tierra hasta aquí y el viaje desde Cartagena a tan solo 250 km nos ha llevado todo el día y un montón de dinero.

En primer lugar el viaje de cuatro horas y media desde Cartagena a Magangue por 11 US$. Desde aquí hay que ir en taxi o colectivo hasta el embarcadero del Ferry en Yati a unos 10 minutos por mas o menos 1 US$. Este ferry es realmente artesanal, oxidado y antiguo sin embargo tiene una capacidad para llevar a más de 30 vehículos incluidos camiones y unas 300 personas sin mayores problemas varias veces al día. El ferry es gratis para personas caminando aunque los vehículos si que pagan. El viaje dura casi una hora y en el se recorre precisamente esa parte ancha del río de varios kilómetros solo que no puede hacerlo en línea recta por la poca profundidad y hace una especie de V.

Al llegar a la otra parte del río se llega a un lugar llamado Bodega donde hay que coger un Taxi que en algo mas de media hora para recorrer los 30 kilómetros que lo separan nos lleva a Mompox por unos 3 US$ por persona. En total un montón de transbordos, de medios de transporte y un montón de dinero que de haberlo sabido con anterioridad me hubiesen hecho pasar por alto el lugar sobre todo por lo dentro que estamos en la zona aun inestable debido al control de la guerrilla. De hecho somos los únicos extranjeros que hemos visto.

La parte positiva es que el sitio es muy agradable, las vistas son preciosas y pasear por las calles es sencillamente maravilloso.

En cuanto al hotel, esta vez estamos a lo grande en el Hotel Villa de Mompox en la Calle Real. num. 14-108. Telf. 0956855208 por 12 US$. Aunque en realidad el hotel no es nada del otro mundo siendo en realidad similar a los anteriores pero mas caro y sobre todo muchísimo mas ruidoso por las mañanas... así que mas de lo mismo para variar.

Por cierto para el que quiera escribir o enviar algo por el método tradicional (admitimos chorizo, lomo, jamón, ordenadores portátiles o cualquier otra cosa que se os pueda ocurrir, incluyendo una simple postal) podéis escribir a nuestro nombre a la dirección siguiente:

Lista de Correos

Adpostal Centro. Murillo Toro

Bogota - COLOMBIA

... y cuando lleguemos allá lo recogeremos.

Hablando de todo un poco, la comida sigue siendo algo delicioso que no me canso de comer, de hecho hoy he probado un plato de algo llamado "sobrebarriga" que echo a la brasa de leña y acompañado de yuca y patata cocida (zancochada dicen aquí) esta para chuparse los dedos. Es una parte de la vaca que al parecer esta justo donde dice su nombre, es decir, sobre la barriga... pero vamos, que sea lo que sea, esta muy rico.

Pues tras varios días de caminar por sus calles, disfrutar de la imagen señorial de la ciudad y de comer deliciosas carnes a la parrilla en los puestos junto a la plaza, el viaje continua hacia la ciudad de Medellín.

Un saludo a todos y ser felices.

No hay comentarios: